Cirugía mamaria tras lactancia materna

30/10/2019

Son muchas las mujeres que acuden a mi consulta para mejorar su pecho tras la lactancia materna. Quizás esta sea la frase más repetida por este tipo de pacientes: “Lo único que me gustaría es volver a tener el pecho que tenía antes de tener a mis hijos”. 

El pecho puede sufrir grandes cambios durante los embarazos y la lactancia materna dando como resultado un pecho caído así como un déficit de volumen sobre todo en el polo superior.

La corrección quirúrgica puede variar dependiendo de cada caso, pero básicamente combinamos distintas técnicas de elevación mamaria o mastopexia con la implantación o no de prótesis mamarias. Esto dependerá del grado de ptosis o caida del pecho y del déficit de volumen que presente la mama. 

Es por ello,  que es muy importante saber diagnosticar bien y más si cabe, elegir la técnica mas adecuada, ya que de ello dependerá el resultado final.

 

MASTOPEXIA CON PRÓTESIS: A propósito de un caso...

A continuación, os presento un caso de una paciente con una mama caída y vacía. Su glándula mamaria, que había sufrido una pérdida importante de volumen, se había desplazado a la parte inferior quedando su polo superior vacio y un polo inferior alargado.

La paciente deseaba tener su pecho al sitio, como antes de dar pecho,  y recuperar el volumen que había perdido, no quería menos volumen porque siempre había tenido pecho. Tras la exploración física y teniendo en cuenta lo que la paciente quería conseguir, le propuse una elevación mamaria o mastopexia con prótesis mamarias.

 

¿Qué es una mastopexia?

Se trata de una técnica quirúrgica con la que conseguimos reposicionar el complejo areola-pezón a una posición anatómica ideal y eliminar el exceso de piel de la mama. En conjunto se trata de realizar una reconstrucción de pecho caído.  

La mastopexia puede ser periareolar, circumvertical o en forma de T y la elección de una u otra dependerá de la ptosis o caída mamaria y ello condicionara el tipo de cicatriz final que podrá ser alrededor de la areola en la periareolar, alrededor de la areola y vertical en el polo inferior en la circumvertical y en forma de T.

En este caso en concreto, hice una pexia en forma de T por el grado de caída mamaria y el exceso de piel acompañante, cuyas cicatrices trabajamos durante todo un año quedando poco visibles.

 

¿Porqué debía utilizar una prótesis?

En la lactancia su glándula mamaria había perdido mucho volumen, con lo que no era suficiente para darle forma. 

El volumen de la prótesis lo elegí tendiendo en cuenta factores como su altura, la complexión de su tórax y sobre todo, escuchando lo que la paciente demandaba. En este caso puse protesis redondas de 375 gr.

En las imágenes del antes y el después podeis ver cual ha sido el resultado. Lo más importante es que ella está muy contenta, y esta es mi mayor satisfacción. 

 

Clínica Jordán Barres a la vanguardia de la cirugía plástica y la medicina estética.

 

Tratamientos relacionados:  

Elevación mamaria o mastopexia 

 




COMPARTIR:




Comenta:

ÚLTIMAS NOTICIAS

NEWSLETTER

Acepto las condiciones de la
Política de privacidad y Aviso legal

CATEGORÍAS

We use Cookies | More info
Cookies Preferences